Impulsor 7: Visualiza tu Camino…

9 Impulsores esenciales del Modelo de Liderazgo 2020

…aquel que te haga sentir con plenitud interna, sensación de avance, conexión con el mundo y compromiso con tu crecimiento, en el caso de que ninguna barrera atentara contra su consecución.

Imagen

“El destino ya está escrito”, dicen algunos. Y puede ser. Pero si la letra de mi canción ‘Alguien’ ya me la hubiera escrito, en mi queda la voluntad de ponerle música, ritmo y ecualización.  Creo  firmemente en esa ventana de expresión creativa, personal, única. Bueno, de hecho – para serles completamente sincero -, no creo que en realidad algo esté escrito. En última instancia y, si así fuera, lo que sea que estuviera plasmado en algún lado, lo imagino expresado en ‘letra de receta’, no muy claro y con un amplio margen de interpretación  (les diría que no creo que ese ‘Alguien’ se haya tomado el trabajo de escribirlo en forma detallada para todos: el manejo del tiempo debe haber sido un gran tema también en aquellas épocas…). De allí es que CREO realmente que hay una mejor versión de ti mismo, sentado en el mismo lugar donde tu estás, esperando salir, esperando brillar. Y hay gente que precisa que la liberes, lo antes posible.

“Todos los hombres mueren, pero no todos viven”

¿Entiendes el mensaje de esa frase verdad? Busco que este Impulsor 7 se convierta en un ‘wake up call’(*) para ti. Porque dentro de 50 días te sentirás tentado de escribir tus metas anuales, alentado por un año que cambia. Y lo harás con la esperanza de que todo cambie. Pero amigo… si lo que no has cambiado son tus creencias en cuanto a lo que requiere alcanzar el éxito – como sea que lo definas – pocas ventanas de oportunidad te brindarán el oxígeno que precisas para respirar aires de renovación.

Antes de avanzar y seguir leyendo, preciso que cambies tu postura corporal. Siéntate derecho, levanta el mentón y muéstrame esa expresión de confianza que precede a la Grandeza.  Pequeño cambio te pido, ese sí puedes hacerlo ya: sólo depende de tu voluntad.

Ahí va! (muchas veces lo más difícil es el primer paso, el resto sigue a esa decisión).

Mobiliza tu energía, pero estratégicamente.

Hay una energía interna que se activa con una sola palabra. Una palabra que te compromete, activa tu potencial, genera pensamiento creativo y alinea tus emociones hacia un foco, una vez que las certezas básicas han sido cubiertas: se llama ‘DESAFÍO’.

¿Hace cuanto no tienes – o te creas – algo que te desafíe?

El desafío precede al cambio (como el pensamiento antecede a la acción) y a todo aquello que te hace crecer. Y acá voy a dejar algo claro. No hablo de tener un objetivo. Porque desafío y objetivo NO son lo mismo: puede que estés acostumbrado a plantearte objetivos – y de hecho seguramente has alcanzado muchos – pero cuando te concentras en un ‘objetivo’ te enfocas automáticamente en un ‘resultado’, a diferencia de cuando te enfocas en un ‘proceso’, donde te predispones a pensar en el ‘desafío’, en el camino (para lograr ese resultado). Es más: nunca te diré que está mal orientarse a resultados – de hecho es una de las competencias que te pedirán en todo ambiente corporativo – sino que me gustaría prevenirte sobre aquello que normalmente observo: “el exceso de foco en el destino (resultado) no te hace permeable a disfrutar del viaje (camino)”. Si has manejado por la ruta, sabrás lo difícil que es mantener la atención en el destino y disfrutar del camino al mismo tiempo… Quienes encaran dilemas de work-life balance saben de qué hablo. Muchos clientes a los que ‘coacheo’ se encuentran frente a este conflicto interno y no encuentran la manera de salir de él. Quedaron atrapados en los extremos. Por eso, aunque te parezca ‘naive’ (inocente) recuerda la esencia de las palabras de Marcus Buckingham: “todo aquello que disfrutas es lo que se convierte en fortaleza”. Saca tus propias conclusiones entonces: cuanto más tiempo apliques tus fortalezas, más orgullo sentirás. Y cuanto más orgullo sientas, más querrás dar. Y cuanto más des, más probabilidades tendrás de conseguir aquello que te propusiste. Y cuando lo logres, bueno, los planetas (contexto, clientes, equipo, producto) se alinearán para generar un círculo virtuoso que se retroalimentará, generará nueva energía y producirá nuevos resultados (en ese momento aparecerán indefectiblemente los resultados, lo que algunos llamarán luego ‘suerte’: pero que no se confundan, ya que ellos parte de tu estrategia deliberada para sentirte orgulloso, reciclar tu energía y apuntar, cada vez, más lejos, pero con foco en el presente).

El ejercicio de comenzar

La primera fase pasa por escucharte. Porque la razón, tu Razón, buscará darte ‘razones’ para que la visión no despegue mucho del suelo, por las dudas… Después de todo, ¿qué necesidad hay de arriesgarse y/o equivocarse (y así recibir mensajes de desaprobación externos) cuando las cosas ‘tampoco están tan mal’? Con que sepas que este pensamiento rondará por tu cabeza cual ‘salvador’ (suele ponerse ese disfraz), es suficiente por ahora. Mantente atento. Pero no quieto.

Un antídoto frente a la inercia

El mejor antídoto frente a esta trampa que nos auto-imponemos  – instinto de supervivencia mediante- viene adjunto a un valor que nos acompaña hace tiempo y que es responsable de muchas de tus sensaciones y emociones: la CONGRUENCIA.

Piénsalo así: si al mirar atrás (toma el último año, por ejemplo), sientes que podrías haber dado más de ti y no lo hiciste, sentirás Incongruencia. Y si hubieras dado lo mejor de ti, pero hubieras estado escalando la montaña equivocada (es decir, lo que hiciste en tu trabajo no te gustó o no encajó con tus sueños, tu hambre de gloria o ambiciones de futuro), sentirás Incongruencia. Moraleja: apenas sientas esa incongruencia (y digo sientas porque así emerge internamente) aférrate a ella porque ese es tu MOTIVO para cambiar. Muchas veces necesitamos UN motivo para cambiar y no lo encontramos. Si le das la importancia que tiene a la necesidad humana que muchos sentimos, de CONGRUENCIA, vencerás la inercia. Y de allí a un plan de acción hay un paso!

*el llamado que te despierta por la mañana…

PREGUNTA (puedes compartir tu respuesta con nosotros!):

“Si en mi próximo proyecto personal me enfocara más en el CAMINO (en cómo realizaré las cosas que me permitirán lograr una meta) que en el RESULTADO (quées lo que debo lograr, sí o sí, en términos duros ), lo que podría lograr sería…”

___________________________________________________________

¿Hay ÁREAS de tu vida (trabajo, relaciones) en la que sientes INCONGRUENCIA y en las que no has avanzado por la presencia de algún tipo de miedo?

_____________________________________________________________

Un nuevo DESAFÍO que me plantearé  para comenzar a liberar la mejor versión de mi mismo/misma, será….       

__________________________________________________________

Hasta el próximo IMPULSOR!

AlejandroImagen

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s