Lectura disruptiva para la Mente (pero sana para el Espíritu): “12 Tips para tener en cuenta antes de pasar de la ‘relación de dependencia’ a la de ‘inter-dependencia’”.

Alejandro Delobelle - "De relación de dependencia a relación de inter-dependencia"

Alejandro Delobelle – “De relación de dependencia a relación de inter-dependencia”

Basada en una historia real.  _______________________________________________________

Un título bastante más directo para llamar a esta nota podría haber sido: “recuerda esto antes de tirarte a la pileta / de dejar tu laburo actual / de quemar las naves / etc. etc. Pero nada más lejos: cómo buscador del mayor potencial individual y colectivo, no se trata de moverse de un lado a otro, sino de hacerlo inteligentemente. Porque en última instancia tú te estarás llevando a tí mismo vayas donde vayas. Lo que te propongo es que pienses cómo poder elevar tu contribución, efectividad y performance, estés donde estés. Porque el problema no es la relación de dependencia, sino el encontrarle mayor valor a la inter-dependencia.

Hace poco un ex colega de Recursos Humanos me preguntó ‘cómo había hecho’, ‘cómo fue’ ese salto, que implicó pasar de relación de dependencia a ser ‘tu propio jefe’.

Sabiendo que me gusta escribir, me dijo: ‘no, no me lo digas’, escríbelo. Y aquí estoy. Así que mi Amigo, esto es para vos y para todos los que tienen la convicción de que su Contribución en este Viaje puede hacerse desde diferentes ámbitos, ninguno mejor ni peor, sólo más o menos funcionales a nuestros Objetivos. Si sientes que es tu Tiempo y quieres saber por dónde empezar, quizás te puedan servir estos 12 tips de alguien que ‘pegó el salto’ y está totalmente orgulloso y satisfecho de haberlo hecho, aunque aprendiendo a cada minuto.

Ok, prepárate, ahí vamos (dicho sea de paso, no me interesa saber tu cargo actual, tu composición familiar, tu historia de éxitos o fracasos ni cualquier otro tipo de anclas – y menos tu edad!) – ¿estamos? Hablemos de tu presente, de tu futuro y de cómo recordarás tu pasado. Leí en un lado que…

“…hay una fórmula para medir el éxito de una persona: decía que es la sumatoria de:

Alejandro Delobelle - Decisiones personales

Alejandro Delobelle – Decisiones personales

Ok, agarra un lápiz y un papel porque podrías necesitarlos. Van las 12 sugerencias:

1. AGRADECE lo recibido hasta ahora pero Conéctate contigo mismo (olvídate de ciertos mitos); CUIDA esta Intención que te ha surgido (por algo es) y PERSIGUE tus objetivos, pero Diseñando tu estrategia inteligentemente  –> comienzo con estos principios porque vas a tener que vivir la vida de un líder, en este caso, serás líder de ti mismo. Es decir que, de entrada, ya tendrás el mismo trabajo o más que en tu actual empleo, porque serás responsable de darle sustancia a tu presente, para que tu futuro vaya tomando forma. ¿Qué? ¿‘afuera’ se trabaja más? Puedes apostar a que sí! Al menos los primeros años, hasta que la rueda comience a girar, de vez en cuando, en piloto automático. Y con ciertas campañas, más rápido aún. Es decir que si tu impulsor actual – y lo que te hace querer renunciar a tu empleo actual – es tu desbalance entre vida personal / trabajo… piénsalo. Porque no puede, no debería ser sólo eso. Mejor hazlo por alguna otra razón, lógica o emocional, siempre guiada por la búsqueda de sentido. Algo que te vuelva a generar fuerzas, motivación e inspiración si eventualmente dudaras en el futuro de tu decisión.

Por otro lado, para ser completamente justo, te digo también que desde ‘afuera’ podrías ganar en la ‘sumatoria de momentos fundamentales’ (bueno, de eso se trata la vida), esos instantes que hoy en día no puedes manejar al 100% y tienes que resignarte a perderlos – o ingeniarte estrategias – para poder disfrutarlos.

Me conecto, ¿y qué debería encontrar?

Cuando conectes contigo mismo en la frecuencia que mejor te haga sentir y vibrar – y puedas contagiarlo al resto -, encontrarás aquello que realmente quieres hacer. ¿Aún no lo sabes? Vives la paradoja en la cual tu trabajo te gusta (aunque no así el contexto, jefe, misión de la empresa o grupo) y por eso quieres salir? O estás feliz con tu equipo y tu jefe (no te irías si fuera por ellos) pero no te gusta directamente lo que haces, por no ser parte de tus fortalezas o lo que has estudiado? En términos prácticos, y para que comiences a pensar qué podrías hacer allí afuera, te pregunto: ¿qué te entusiasma leer normalmente? ¿Qué te emociona? ¿En qué te gusta pasar el tiempo? ¿Qué te apasiona tanto que te daría vergüenza que te paguen por hacerlo? Esta parte es fundamental: tienes que encontrar un nicho en donde enfocarte. De todos para todos…hay en todos lados. Te doy una pista: si hay algo que le falta a la gente – y está dispuesta a pagar lo que sea para conseguir más – es TIEMPO. Cómo obviamente no pueden comprar más, por más dinero que tengan, lo que han elegido hacer es delegar en otros cosas que les insumen tiempo y, quizás, ya no les agrada tanto hacer – , léase conducir, bajarse información de internet, mediar entre dos partes en conflicto, hacer trámites, escribir artículos, solucionar temas básicos o estructurales del hogar, pasear a sus mascotas, conectar compradores y vendedores, organizar una boda,  comprender lo más esencial de un diario o generar innovaciones e ideas factibles de implementar, que generen ingresos a sus organizaciones. Precisan, en definitiva, a gente experta que lo haga por ellos. Y allí entrarás tú. En mi caso, por ejemplo, yo ‘entré’ en ese espacio en donde las empresas requieren de alguien que le ayude, a sus gerentes y equipos, a mejorar su performance y resultados. ¿Pero eso no era ya una tarea de sus jefes? me dirás. Sí, pero los jefes están tan ocupados haciendo otras cosas que este aspecto del liderazgo, al menos en buena parte, se delega. Y allí ‘entro’ yo, a potenciar habilidades, a compartir conocimiento, a coachear al Manager. En resumen, todos estos años, en donde estás y en donde estuviste, te dieron la oportunidad de darte forma a tus fortalezas. Es hora de ponerles nombre. Porque sobre ellas quiero que pivotees.

Lo que quiero que te quede claro en este primer punto, es que hay dos cosas que debes tener en mente:

1. lo que te gustaría estar haciendo los próximos 10 años y

2. aquellas fortalezas tuyas que mejor servirían a ese propósito.

Luego pensaremos cómo hacer para que, eso que te gusta hacer, puedas monetizarlo a un nivel de ingresos igual o mayor al actual.

(Cuando termines de leer este artículo, puedes descargarte mi e-book 1 para leer más sobre cómo manejar el tiempo, los cambios, las creencias, la influencia y los hábitos (fíjate en la parte que dice ‘Mis 3 Websites:  https://aledelobelle.wordpress.com/).

2. Aprovecha el verano (y el invierno y el otoño y la primavera…) para hacer contactos (networking) –> Piensa en redes. Piensa en comunidades de personas que se necesitan entre sí para alcanzar algo mayor. Piensa que hay alguien, en algún lugar, que precisaría saber / tener / hacer lo que tú haces o tienes. Y que pagaría por lograrlo, por obtenerlo. No prestar atención a esta premisa te llevará automáticamente (y en los próximos días)  a que leas, escuches o hables con alguien que satisfizo su necesidad con algo que podrías haber hecho…. quizás mejor. Y no será suficiente decir ‘ya lo sabía’! Tampoco significa esto que debes estar pensando sólo en tus redes y ver a cada persona como un potencial socio o cliente, pero sí que estés alerta, con más radares que los habituales.

Comenta sobre lo que haces – y/o quisieras hacer – y permanece atento al feedback. Ah, ¿tienes miedo de que te ‘roben’ una idea que se te ocurrió? Mi amigo, piensa en abundancia, no en carencia. De donde tú sacaste esa idea, puedes sacar más, puedes nutrirla y mejorarla diez veces. Sin embargo, para no pecar de naive o ingenuo, cuenta tu historia en beta, no todo el desarrollo. Normalmente, quien toma tu idea sólo toma un concepto, muy bueno per se, pero al poco tiempo lo descartará, porque no le producirá internamente lo que a ti te genera (por ejemplo, una nueva amoladora Black & Decker en mis manos sería tan inservible como un GPS sin el mapa de la ciudad en la que transito, mientras que en las manos de otro podría ser altamente útil!). Entonces habla y, sobretodo, escúchate. Yo creé mi Modelo de Liderazgo 2020 y, al principio, era un modelo más, hasta que a alguien le gustó mucho el mensaje y quiso expandirlo:  “esto funciona”, me dije, y continué mejorándolo, haciéndolo más útil, más simple, más íntegro, más conectado, más efectivo, más… etc, etc. Pero eso se logró por compartir la IDEA. El test de la ‘idea genial’ dice que si alguien quiere escuchar más de tu idea, quiere compartirla y quiere mejorarla, es una buena idea.

Alejandro Delobelle - Genera Ideas e inicia tu propio proyecto

Alejandro Delobelle – Genera Ideas e inicia tu propio proyecto

Algo más: el punto no es tener una idea, sino poder implementarla. Allí aparecen los obstáculos y las carencias de ejecución estratégica. Allí es donde sacarás varios cuerpos de ventaja, si has estado desarrollando músculos de liderazgo. Y el liderazgo y la inter-dependencia, de la que te hablaba al principio, tienen mucho en común. Y si por alguna razón, tienes tus músculos un poco faltos de fibra, te propongo lo siguiente: antes de pensar en dar un paso al costado (bueno, afuera), comienza a practicar esta competencia en tu trabajo actual. Así, empieza entregando tus reportes antes del deadline, se parte de la selección de miembros para tu equipo, potencia más a cada uno de los colaboradores actuales de tu área, negocia algo para ti y/o algo para alguien más (un aumento, un día de licencia, una migración de soft para tu notebook, algo..), haz más efectiva la típica reunión de equipo… Si lo haces, irás desarrollando estas habilidades de liderazgo, pero un ambiente protegido, seguro. Es increíble lo que sucede cuando lo haces, porque te vuelves más eficiente, más efectivo, lo cual se ve (siempre hay alguien en las empresas que te está mirando). Aunque no lo busques, quizás a partir de esta nueva competencia que has puesto en acción, te ofrezcan promociones y/o transferencias – lo que algunos llamarán ‘suerte’ -. Y ahí ya habrás entrado en un juego ganar-ganar. Y, como he visto más de una vez durante mi trayectoria en multinacionales, esa realidad que uno crea es tan parecida a uno mismo, tiene tanto perfil de huella personal, que… ya no te quieres ir! Recuerdas?  “NADA cambia, YO cambio, TODO cambia”. Así funciona. ¿No te quedarías en tu empleo actual si supieras que estás dejando cada día tu job description, más expandido de lo que lo encontraste? ¿No que quedarías si te comunicaran que estarás a cargo de un proyecto que pusiera a tu disposición las capacidades y recursos para que puedas trabajar en network, con la mente de un ‘intrapreneur’? Bueno, gánate ese logro, aprende de la experiencia y devuelve el favor, exponenciando los resultados. Al final del día sentirás que estás más fuerte, allí en donde estás o, que vas entrando en calor tus músculos para el siguiente paso…

3. Actualízate en el tema de redes sociales (de paso entenderás a tus hijos, sobrinos o futuros socios) –> Si crees que esto de las redes sociales es algo que pasará, para que volvamos al Correo, al Diario, al Brochure impreso, al …, posiblemente estés equivocado/a. Puede que antes hubiera otra manera de hacer las cosas – y en alguna medida más… (“pon aquí tu propio adjetivo”), pero estamos en el siglo XXI y hay que comenzar a desaprender rápido para hacer lugar al nuevo conocimiento tecnológico. Y digo ‘nuevo’ porque realmente este mundo 2.0 es nuevo, para más personas de las que tú crees.  ¿Un ejemplo?  Puedes conocer a alguien de Suecia en TUMBLR y continuar tu relación con esta persona directamente – o vía grupo de afinidad – en WHAT’SApp. Así,  como te interesa su perfil, podrías comenzar a seguirlo en TWITTER y retweetear alguno de sus mensajes, el cual aparecerá luego en tu FACEBOOK. Así de cercanos, acuerdan seguir la conversación en forma más personal por SKYPE, desde donde naturalmente te linkeará a un video personal que subió a YOUTUBE desde su SMARTPHONE y, en donde, con solo seguir un link, te conectará a su BLOG, donde podrás suscribirte y, por supuesto,  podrás leerlo también desde tu IPAD! Si algo de todo esto te suena raro, es normal. Yo también lo estoy aprendiendo y, lo que es más importante, tratando de hacerlo funcional a mis objetivos. Si simplifica y acelera, bienvenido. Estate preparado para eso. NO creas que es tarde para eso, recién está comenzando. Pero empieza ya.

Alejandro Delobelle - Nuevos protocolos de comunicación

Alejandro Delobelle – Nuevos protocolos de comunicación

4. Chequea tu presencia online y tu base de datos (la tarjeta de alguien es una reliquia si no la tienes volcada en tu Gmail u otro programa) –> el otro día un amigo me pidió que le acercara un brochure de lo que hacía mi empresa. Para su sorpresa, le envié un listado de varios links, que lo derivaban a varias páginas-web que me había creado. Y fue suficiente. Mi presencia en la web dice lo que quiero que diga. Por eso te pido que controles lo que dice Mr. Google sobre ti, si alguien tipea tu nombre. Es decir, hazlo tú mismo ya! Puedes decirme que al hacerlo figuran algunos artículos que escribiste hace un tiempo y está muy bien. Pero… ¿y esas fotos en las que apareces etiquetado en Facebook? Hace a la imagen que quieres proyectar de ti mismo y de tu futuro negocio? Yo la he pasado muy bien el primero de año, pero  ninguna de esas fotos podrán ser vistas por ti en la red -y no porque no las suba nadie, sino porque soy estricto guardián de las ‘etiquetas’  que otros ponen -.  Siempre algo se puede escapar, pero procura que sea lo menos posible.

Alejandro Delobelle - Cuida tu perfil online

5. 

  • Aggiorna tu CV y perfil en Linkedin (+200 millones de profesionales no pueden estar perdiendo el tiempo, ¿no crees?) –> podría escribir todo un manual con este punto, pero iré a lo básico. Me podrías decir ‘yo estoy ya en Facebook, qué diferencia hay con LinkedIn? Te contesto: en FB tienes amigos, en LKD contactos. En FB los saludarías con un beso y un abrazo, en LKD estrecharías su mano. En FB los invitas a comer un asado, en LKD coordinas una reunión de negocios o propuesta de servicios. ¿Soy claro? A menos que quieras salir de tu empleo actual para coordinar la reuniones de los sábados, muévete en LKD.

Arma tu perfil allí entonces y no pares hasta cumplir el 100% de lo que ahí se pide (datos personales, pero también recomendaciones y presencia en algunos grupos).  LKD tiene una conexión tan fuerte con Google, que aparecerás rápidamente en las primeras posiciones. Y como es una red – y tienes la posibilidad de hacer negocios y promocionar tus productos desde allí – no es muy práctico pedirle a alguien que se conecte contigo y que esa persona no pueda ver quién eres, qué haces y por qué tendría que aceptar tus propuestas de servicio. ¿El secreto? Primero brinda – algo de alto valor -, luego pide.

6.      Rodéate de gente que te ayude a crecer (no hay tantos, así que busca y síguelos) –> “la velocidad de tu negocio, aquí afuera, acelerará proporcionalmente a la calidad de gente con la que te rodees y conectes”. No era mi idea plantearlo como un ‘principio’, pero así quedó. Y es verdad, al menos desde mi historia. Acá no se puede pensar con el mismo mindset con que lo haces en tu actual trabajo. Ni mejor ni peor, distinto. El rodearte de gente positiva, con iniciativa, disruptiva y equilibrada te carga de energía y, de por sí, eso ya es una excelente razón para hacerlo. Dos horas tomando un café en Starbucks con alguien así justifica la inversión en tiempo, porque te habrá ayudado a darle forma a una idea, a tomar una decisión o hacer ese llamado que te costaba hacer. Esa gente que te hace crecer puede tomar la forma de mentores, socios o colegas. Puede ser tu pareja también, considéralo, por qué no. Sea quien fuera, no eres – ni nadie es – alguien que puede hacer todo muy bien y al mismo tiempo. Si aprendiste a delegar en tu actual trabajo, eso te servirá. Si nunca trabajaste en equipo y no confías mucho en los demás, seguramente irás más lento. Recuerda que uno se termina pareciendo a la gente con la que se junta…

7.

  • Revisa estas páginas de negocios, management y ayuda al entrepreneur que hay en ti (al menos a mí me sirven o han servido) –> acceder a información de alta calidad ya no es un problema. Puedes leer lo mismo que leen en Harvard. Puedes ver los mismos videos que se proyectan en el MIT o en las empresas de Fortune 500. Pero tienes que saber dónde están. Muchas de esas páginas ya están listas para ser clickeadas desde mi BLOG, ve allí – ya te las he cargado – y comienza a familiarizarte con ella (aledelobelle.wordpress.com).
  • Alejandro Delobelle - Presta atención a estos sites

    Alejandro Delobelle – Presta atención a estos sites

  • Puedes ver lo que leo y qué es lo que me ayuda a hacer presentaciones. Guárdate en ‘favoritos’ todo lo que consideres que, a partir de ahora, te podría servir. Mírate videos en YOUTUBE y arma allí tu propio canal de preferencias. Cómprate un cuaderno para escribir sólo conceptos, ideas y mensajes que te sirvan y hubieran ‘resonado’ en tu mente.  Debes convertirte en un experto en lo tuyo. Pero experto no es solo el que sabe mucho, sino el que puede simplificar todo eso para hacerlo entendible, digerible para el común de los mortales. Eso es lo que monetizarás cuando estés afuera. Te voy a dar una noticia: si estás en el área de Recursos Humanos, Human Capital Media lanza un canal de TV, y el primer programa será: “Tailor-Made Talent: Acquisition’s New Era,”, estará en el aire el Miércoles 27 de Febrero de 2013. Estará enfocado en el proceso cíclico de reclutar, seleccionar, evaluar y definirse por candidatos, así como en técnicas para fortalecer el compromiso de los mismos. ¿Ves? Allí tienes un avant-premiere! (Regístrate sin costo en : https://vts.inxpo.com/scripts/Server.nxp). Tienes que estar un paso – luego más de uno – de tu competencia.

8. Pon en funcionamiento tu Inglés (o portugués, pero expande tus fronteras, lo necesitarás) –> el lenguaje del cuerpo, el lenguaje de las emociones, el lenguaje tecnológico y una lengua extranjera, tienen que ser parte de tu maestría personal. El inglés te sigue posicionando internacionalmente – ¿y por qué no podría ser ese tu mercado?  – , por el simple hecho de que es el lenguaje común entre tu lengua y la de los… coreanos,  o hindúes o austríacos, por ejemplo. No hablas su idioma, no hablan el tuyo, pero ambos hablan inglés. Y allí se encuentran. Y si tu producto o solución tiene potencialidad global para ser vendido, mejor que empieces a sentirte más seguro,  así puedes promover el negocio, fronteras arriba. ¿Tienes vergüenza? No eres ni el peor ni el mejor, dalo por seguro, y eso ya es algo. Trabaja el tema de las creencias limitantes con el e-book 1 y comienza a reemplazarlas por nuevas. Aquí afuera se necesitarán creencias poderosas, nada que te limite. La mejor creencia que puedes tener es que puedes superar, con sólo proponértelo, tus creencias limitantes’. También podrías leer el whitepaper que escribí hace poco, ‘ Happy New Ebook | 22 preguntas…: https://aledelobelle.wordpress.com/whitepapers/happy-new-ebook/), que trabaja ese aspecto de tus competencias. Si lo pienso desde lo personal, en estos momentos estamos cotizando un seminario intensivo de cuatro días en inglés, sobre estrategia, cambio, clientes y otras áreas clave. Nadie puede estar seguro de si ganaremos, pero lo importante es ser parte de esas olimpíadas.

9. Piensa (y decide) maneras de ganarle horas al día (a partir de ahora, cada minuto cuenta!) –> siempre digo que hay que trabajar la energía, porque es varias veces más elástica que el tiempo. El reloj tiene 24 hs inamovibles. Tu energía se dispara y en una hora puedes hacer lo que otros en cinco… O lo que tú mismo en una semana, con otros niveles de motivación y pasión. ¿Me entiendes?  Aquí afuera eres un producto de tu tiempo, del uso que hagas de él. Así que, cuidar la energía personal y la calma mental, para que cada minuto valga por diez, es una de las tareas logísticas que tendrás aquí afuera. En tu empleo actual quizás también lo has aprendido, porque te evalúan por resultados, no por presencia. Y eso está bueno, lo aprovecharás. Pero si estás acostumbrado al ‘de 9 a 5’, tendrás que administrar tu día de una nueva manera.  Cuidar el tiempo y negociar son dos competencias clave aquí afuera, por lo que, si puedes, empieza a practicarlas más a conciencia donde estás hoy.

10. Cuida tu cuerpo (necesitarás energía para cuidar tu propia imagen) –> ¿de dónde crees sacas esa energía que precisas para optimizar tu tiempo? De lo que comes, de lo que descansas y de lo que ejercitas. Renueva tu cuerpo y trata de buscar una mejor versión de él. Yo lo hago porque sé que la dinámica de un curso intensivo de cinco días requiere alta aptitud física (más allá de lo emocional y actitudinal). Nada peor para un asistente que ver a un instructor cansado, abatido, sin reflejos para la acción y la movilización del grupo. Más allá de eso, el entrenar el cuerpo, de la manera que quieras – pero con una regularidad precisa – te ayuda a desconectar, reflexionar y mejorar para la próxima. Compara esto: pasar desapercibido en una reunión de trabajo, podrías soportarlo, de hecho, a todos nos ha pasado (estar dos horas sentados, poniendo cara de interés mientras pensamos en otra cosa). Pero olvídate de quedar en el anonimato en reuniones en donde estés presentando tus servicios: estarías tomando la autopista que conduce al fracaso, y no te puedes dar ese lujo. De hecho, una de las competencias primordiales que se necesitan es la que tiene que ver con estar ‘presente’. Si hoy tienes tu BB adosado a tu mano, aquí afuera no te quedará otra que dejarlo en la mesa, al menos, mientras escuchas a tus clientes. Deberás ser ‘multitasking’ sólo hasta el momento en que estés sentado con tu cliente!

Alejandro Delobelle - Prepara cuerpo/mente

Alejandro Delobelle – Prepara cuerpo/mente

  • 11. Revisa tus finanzas, tarjetas y gastos (también cada peso cuenta, perderás la transferencia del sueldo a tu Caja de Ahorro) –> no sólo hay que saber hacer dinero sino también hay que saber cuidarlo, administrarlo. Si no eres el mejor en eso, rodéate de alguien que sí sepa hacerlo. Podrías marearte con cerrar un acuerdo de miles de dólares – y creer que eso es lo normal – y comenzar a gastar más de la cuenta. El objetivo es adelantarte varios meses (sabiendo a cuánto ascienden tus gastos mensuales, multiplicarlos 3) y guardar esa suma, para vivir 3 meses sin apuros si las cosas tardan en cerrarse. Luego 5, luego 7… Hay meses que son menos activos que otros. Pero tienes que pasar al menos un año entero para saberlo. Si puedes contar con una indemnización que te cubra un tiempo, mejor.  Tampoco vas a esperar ese momento para tomar la decisión. Para ahondar en este punto, lee el libro de Robert Kiyosaki: “Antes de Renunciar a tu Empleo”, podrías llevarte algunas ideas interesantes para tu control financiero.
  • 12. Comienza a leer sobre ‘marca personal’ y cómo vender[te] / posicionarte (es algo que no solías hacer, porque ‘ya te conocían’: ahora – y por un tiempito – serás un perfecto, grandioso…desconocido!) –> algo importante también para acelerar tus resultados aquí afuera. Si bien nada que puedas leer se puede comparar con ser alguien confiable, es decir íntegro y con buenas intenciones, las técnicas de marketing y otros principios estratégicos te pueden ayudar. Por ejemplo, escribir un ebook no es de por sí el camino para hacerse rico, pero he ganado contratos por demostrar que los he escrito. ¿Me explico? La percepción es la realidad. Entre seleccionar a un instructor que ha escrito algo y a otro que no ha escrito nada aún, el cliente no lo piensa. Entre seleccionar a alguien que tiene un perfil completo en LinkedIn y otro que no se sabe bien quién es…adivina. Y así sucesivamente. Muchos autores hablan sobre este tema. No dejes de ir mirando de qué se trata.

Mensaje fuerza final:

Espero que estos 12 tips te hayan dejado pensando. Y que puedas apelar a tu inteligencia intuitiva para ver cuáles son los que más te sirven. Y que renueves tu convicción para hacer mucho más en donde estás, o bien, que decidas por tomar otro camino. Si estás en duda si avanzar o no, si aceptar el desafío o no, es un buen comienzo. Todo empieza con una pequeña-gran  sensación de incongruencia interna. Y recuerda también que tu principal fortaleza, aquí afuera, será, paradójicamente, tu flexibilidad. Al punto que, si decides que estás más cómodo, más seguro, más confiado dentro de una empresa, puedas volver a la ‘relación de dependencia’ sin tener que dar muchas explicaciones a nadie. Pero con la tranquilidad y la satisfacción de haber chequeado otro camino. Habrá sido una gran experiencia.

Solo te dejo una pregunta para despedirme:

¿Estás haciendo, ahora mismo, lo que realmente te apasiona?

Mira este Video: http://dhrjobs.wix.com/9drivers

Un abrazo y hasta la próxima, que tengas un gran 2013.

Alejandro Delobelle

Ps: Dice el maestro:


La Leyenda Personal no es tan simple como parece. Al contrario, puede ser una actividad peligrosa. Cuando queremos algo, ponemos en marcha energías poderosas, y ya no podemos ocultarnos el verdadero sentido de nuestra vida.
Cuando queremos algo, escogemos el precio que vamos a pagar.
Seguir un sueño tiene un precio. Puede exigir que abandonemos viejos hábitos, puede hacernos pasar dificultades, tener decepciones, etc.
Pero, por alto que sea ese precio, nunca es tan alto como el que paga el que no vivió su Leyenda Personal. Porque éstos un día mirarán atrás, verán todo lo que hicieron y escucharán a su propio corazón decir: «He desperdiciado mi vida.» Creedme, ésta es una de las peores frases que alguien puede oír.

MAKTUB. Paulo Coelho

Postea aquí tus preguntas o comentarios!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s